Fundación FUCAC

A diestra y siniestra

La voz que dibuja

Toda creación artística es una arbitrariedad. Nace de un impulso y se desarrolla en el ámbito de la subjetividad del creador. Las caricaturas políticas o de actualidad, deben considerar también algunas perspectivas más o menos objetivas, discernibles en el curso de los acontecimientos. Las obras visuales, como estas caricaturas de Jaime Clara, disparan la falsa percepción deque todo está allí, “colgado en la galería”, como decía el compositor inglés David Cousins, paraque el público le atribuyera vaya uno a saber qué intenciones y abismos a su autor. Cousins parecía inclinarse a pensar que toda pintura era, en definitiva, “una naturaleza muerta sobre la forma en que Dios nos hizo, interpretada por la imagen de su ojo”.

La caricatura de actualidad no pretende tanto, y quizás por eso, suele ser interpretada abordada desde su eventual similitud con el modelo. Un público más sofisticado comprenderá que la información, trazados y colores que se incluyen en la caricatura están eximidos de la exigencia de precisión, al menos si la comparamos con la de una fotografía o una crónica periodística.

“A Diestra y Siniestra” puede ser interpretado en un sentido vulgar, como un ejercicio creativoque no se arredra ante las categorizaciones políticas o el reproche de dureza, propio de quien se siente víctima, más que inspirador, de sus dibujos. Me arriesgo a pensar que esta exhibición de Jaime se eleva hacia una dimensión ulterior, acaso existencial, de su tránsito por la vida.

Las almas profanas lo atribuirán a la edad, pero quienes se aproximen a su obra en cuerpo y alma verán más allá.  Sí, claro: el conductor radial de pulso a la vez cordial e inteligente, se asoma detrás de unos trazos que pueden ser agudos sin resultar crueles.

Gerardo Sotelo